Personal branding: ¿Qué hay que tener en cuenta?

Adobe Spark (3)
Personal Branding, marca LSP

Para comenzar con este análisis, quiero destacar la frase que, cito textualmente, escribe Bustínduy (2012):

“Hay un paralelismo existente entre la marca personal y la comercial”.

Esta frase creo que es clave para entender la profundidad de lo que supone el “personal branding”. Es decir, hay mucha competencia y hay que destacar, pero no tiene que ser de una manera vacía, si no que tiene que haber un contenido interesante en el fondo y no sólo quedarse con el envoltorio o vender humo.

Para ello, parto de una serie de pautas que creo que son básicas para poder dar un giro profesional adecuado y siempre partiendo de la esencia del profesional y no de la consultoría externa; trabajando a su vez los conceptos de marketing mix de producto, precio, plaza, promoción y packaging. Dicho esto, conviene trabajar:

La identidad:

Primero de todo se ha de analizar, meditar qué es lo que quieres trasmitir, qué es lo que quieres que sepan y qué es necesario. Además, se deben tener claros tus puntos débiles, para poder afrontar posibles situaciones en futuras entrevistas y no trasmitir debilidades. Así mismo, se deben destacar los puntos fuertes, aquello en lo que eres buena, donde te sientes cómodo. Todo ello dando sensación de sencillez y transparencia.
Construir un sello personal, una señal identitaria: ¿Cómo quiero que me vean? La clave está en vender lo que haces, no como eres (Ro, 2015). De igual modo, es necesario definir una identidad digital, ya que también se trabaja de ese modo la marca personal, que tal y como indica Javier Alcocer (2016), puede ayudar en gran medida a mejorar el liderazgo 2.0, la comunicación e imagen de la marca. En definitiva, a hacernos visibles.

Para ello, es necesario marcarse unos objetivos, una ruta de camino para conseguir ese trabajo que se quiere y, como dice Juan Merodio (Marketin.TV, 2014), te debe apasionar lo que haces, es fundamental disfrutar.

A ello se suma, que, al tener presencia en redes sociales, se ha de hacer una monitorización de nuestra reputación en línea: ¿Hay alguna cosa, foto o vídeo que me comprometa? ¿hay alguna crítica dura hacia mi persona?… Hay que cuidar, y mucho, la estética y las cosas personales que se comparten, puesto que es la tarjeta de presentación para esa persona o empresa que nos busca.

La identidad, por tanto, tiene que ver con la primera p del marketing mix: PRODUCTO.

La Notoriedad:

Al tener una identidad trasmitida a través de las redes sociales, de compartir el trabajo que se hace a través de un blog o web con dominio propio, incrementas tu notoriedad si hablas con contenido de calidad, sentido y acorde a la marca personal. Es el valor que trasmitimos, y citando de nuevo a Bustínduy (2012): este valor está determinado por las asociaciones y emociones vinculadas al producto en cuestión (mi marca personal). De ahí que nada sea caro o barato, sino percibido como tal.
La notoriedad, por tanto, tiene que ver con la siguiente p: PRECIO.

La conectividad y la interactividad:

Como he dicho anteriormente, es necesaria la construcción de una identidad digital llevada a las redes sociales e incluso tener un blog o web de dominio personal, es decir, hay que llevar el producto al escaparate. Hay que determinar en qué lugares se ha de exponer, cual es mi target de venta del producto, de mi marca personal. Lugares como LinkedIn, Twitter, blog personal, son lugares interesantes. Allí donde exponer mi currículum (pero lejos de ofrecer el desfasado CV en Word) complementado con contenido. Exponer mi marca personal profesional. Os pongo de ejemplo mi vídeo currículum.
Por supuesto, es básico, conocer el entorno digital, generar credibilidad, ser accesible y ofrecer un valor añadido y diferenciado (Santiago, 2017). Esto tiene que ver con las p: PLAZA y PROMOCIÓN. 

En definitiva, la marca personal va de vender aquello que se te da bien hacer, con lo que disfrutas. Igualmente, juegan un papel muy importante las redes sociales, ese mundo social media, donde es el escaparate idóneo y en el que te puedes hacer ver y destacar. Todo ello con una buena reputación en línea e incrementando tu notoriedad, y, sobre todo, no basándose solo en el packaging.

 

Referencias:

Alcocer, A. (2016). 24 claves para el éxito de tu estrategia en redes sociales |. Recuperado 11 de diciembre de 2017, a partir de http://www.societicbusinessonline.com/2016/02/08/24- claves-para-que-tu-estrategia-en-redes-sociales-sea-un-exito-rotundo-mega-guia-de- estrategia/#2-_Dar_a_conocer_tu_marca_imagen_corporativa

Bustínduy, I. (2012). Personal branding: cómo comunicar tu valor diferencial al mercado laboral. Cataluña: Editorial UOC.

Marketin. TV. (2014). Entrevista a Juan Merodio: ¿Por qué necesitas trabajar tu Marca Personal YA? YouTube. Recuperado a partir de https://www.youtube.com/watch?time_continue=145&v=ayCVBlKVA9E

Ro, A. (2015). Guía de Marca Personal en 18 pasos: Personal Branding. Recuperado 17 de enero de 2018, a partir de http://aulacm.com/crear-marca-personal/

Santiago, I. (2017). Marca Personal: Cómo Crear y Potenciar tu Imagen Digital [GRATIS]. Recuperado 17 de enero de 2018, a partir de https://ignaciosantiago.com/como-crear-una- marca-personal/#que-es

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s