Barack Obama, el presidente de las redes sociales

Barack_Obama
Barack Obama supo transmitir su identidad digital de forma coherente, acorde a su identidad off- line.

Barack Obama y su identidad digital:

Las claves de éxito que tuvo Barack Obama residían su identidad online era coherente con su identidad off line, es decir, no había mucha disparidad entre ambas. Además, sabía venderse, pero porque lo que vendía era real y supo defenderlo. Tenía una identidad bien construida y basada en sus exitosos libros: Dreams from My Father (1995) y The Audacity of Hope (2006) dos obras autobiográficas a modo de CV.

El producto que vendía era que él era la mejor opción para ser presidente de EEUU, por su preparación y formación, su cercanía, transparencia y sencillez. Era el packaging perfecto para los ciudadanos estadounidenses.

Sacó al escaparate su marca personal a través de las redes sociales, teniendo muy en cuenta su reputación en línea y con un plan estratégico de gestión de su marca. Todo ello respaldado por un gran equipo de gente que le ayudó a incrementar su notoriedad y popularidad. Sabía cómo responder en cada situación y tenía una rápida capacidad de respuesta ante cualquier posible escándalo, simplemente con transparencia y sinceridad. Eso le dio credibilidad. Por tanto, y siguiendo la diferenciación basada en el marketing mix, su precio estaba al alza.

Así pues, supo promocionarse y ganar adeptos que apoyaran su causa, creando hasta un eslogan “Yes, we can” que dio la vuelta al mundo y se convirtió en su sello personal junto a su foto de campaña. Fue un packaging inmejorable, ya que el interior del envoltorio tenía fondo, estuvo a la altura de las circunstancias y tenía muy claros sus objetivos. Toda una campaña de marketing se formó alrededor suya.

Por otro lado, supo tener a todos sus ayudantes contentos con agradecimientos personales, para que no pudieran decir nada de él y que sacaran su máximo rendimiento a su causa (“El trabajador contento, es el más productivo”). Supo motivar a su equipo y las personas que le rodeaban. Aquí entra interactividad, dio respuesta y palabras de agradecimiento a todo aquel que se esforzó para ayudar a cumplir su meta.

En definitiva, su marca personal se construyó con fundamento, y, basándome en lo que dice Lalueza:  se dio a conocer la identidad que favoreció el llamado reconocimiento de marca, es decir, la capacidad que tuvo el público para identificar la marca “Barack Obama”, así como el grado de familiaridad que experimentaban con ella. A su vez, se supo gestionar su reputación en línea, siendo cualitativamente buena y generó engagement, con un buen nivel de interacción entre él y su público.

Quería referirme, por último, a una frase que me ha venido a la mente en cuanto he comenzado este análisis y que creo que resume la campaña de Barack Obama y su marca en Social Media: “Si todo el mundo habla bien de ello, es que será bueno”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s